12 de abril/ Día de la Contaminación Acústica

El Día Mundial de la Contaminación Acústica se celebra cada 12 de abril. Es un día en el que se pretende concienciar de forma mundial contra una forma de contaminación, la contaminación acústica, registró AIM.

Contaminacion Acustica

Se llama contaminación acústica o contaminación sonora al exceso de sonido que altera las condiciones normales del ambiente en una determinada zona. Si bien el ruido no se acumula, traslada o mantiene en el tiempo como las otras contaminaciones, también puede causar grandes daños en la calidad de vida de las personas si no se controla bien o adecuadamente.

El término “contaminación acústica” hace referencia al ruido (entendido como sonido excesivo y molesto), provocado por las actividades humanas (tráfico, industrias, locales de ocio, aviones, entre otros.) que produce efectos negativos sobre la salud auditiva, física y mental de los seres vivos.

Este término está estrechamente relacionado con el ruido debido a que esta se da cuando el ruido es considerado como un contaminante, es decir, un sonido molesto que puede producir efectos nocivos fisiológicos y psicológicos para una persona o grupo de personas.

Las principales causas de la contaminación acústica son aquellas relacionadas con las actividades humanas como el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, las industrias, entre otras.

Se ha dicho por organismos internacionales, que se corre el riesgo de una disminución importante en la capacidad auditiva, así como la posibilidad de trastornos que van desde lo psicológico (paranoia, perversión) hasta lo fisiológico por la excesiva exposición a la contaminación sónica.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera los 70 dB (a), como el límite superior deseable.

En España, se establece como nivel de confort acústico los 55 dB_{a}. Por encima de este nivel, el sonido resulta pernicioso para el descanso y la comunicación.

Según estudios de la Unión Europea (2005): «80 millones de personas están expuestas diariamente a niveles de ruido ambiental superiores a 65 dB_{a} y otros 170 millones, lo están a niveles entre 55-65 dB_{a}».

La contaminación acústica se refiere el ruido considerado molesto provocado por diferentes causas y por la actividad humana, como por ejemplo:

El tráfico.

Los aviones.

Los locales de ocio.

Los electrodomésticos.

Las fábricas o industrias.

Intensidad del sonido

La intensidad del sonido de mide en decibelios (dB) y desde el silencio hasta el máximo de intensidad las medidas son:

0 – 10 dB: se trata de respiración tranquila.

10 – 20 dB: corresponde con el sonido tranquilo de los árboles.

30 – 40 dB: se refiere a hablar en voz baja.

40 – 50 dB: se trata del ruido de una conversación en voz alta.

50 – 60 dB: se trata del sonido de un bullicio de gente.

65 dB: es el límite de tolerancia al ruido.

70 – 80 dB: puede ser el ruido de un electrodoméstico, un tren, etc.

80 – 90 dB: corresponde con el ruido del tráfico de una ciudad.

90 – 100 dB: es el sonido de un taladro, un autobús, etc.

100 – 110 dB: se refiere al sonido de un concierto o una discoteca.

110 – 120 dB: ruido referido a un motor de aviación.

120 – 130 dB: sonido de un avión al despegar o al aterrizar.

130 – 140 dB: este nivel corresponde al umbral de dolor acústico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el límite superior deseable en los 70 dB. En España se ha establecido como nivel medio de confort acústico los 55 dB, siendo perjudicial para la salud los niveles por encima de éste.

Efectos de grandes niveles de ruido para la salud

La contaminación acústica puede llegar a tener efectos negativos para la salud de las personas, como por ejemplo:

Alteraciones en el oído (casos de vértigo, pérdida de equilibrio, etc.).

Alteraciones fisiológicas (alteraciones en el aparato circulatorio, digestivo, respiratorio y endocrino).

Alteraciones psicopatológicas (alteración del sueño, pérdida de memoria, etc.).

Efectos de grandes niveles de ruido para la salud

La contaminación acústica puede llegar a tener efectos negativos para la salud de las personas, como por ejemplo:

Alteraciones en el oído (casos de vértigo, pérdida de equilibrio, entre otros).

Alteraciones fisiológicas (alteraciones en el aparato circulatorio, digestivo, respiratorio y endocrino).

Alteraciones psicopatológicas (alteración del sueño, pérdida de memoria, etc.).

¿Qué podemos hacer?

Evitar que los ruidos que se generan en nuestros domicilios o emprendimientos no pasen a los vecinos.

Tener las aislaciones acústicas necesarias para que la actividad que nos propongamos no afecte a terceros.

Ser consientes en el uso sólo necesario de bocinas, tanto en intensidad como en duración.

Evitar situaciones ruidosas que por molestias a otros nos puedan causar un problema posterior.

En empresas, contar con elementos de aislación acústica personal o crear espacios de trabajo aislado de ruidos molestos con barreras acústicas aislantes.

El uso descontrolado de pirotecnia, afecta a muchos seres vivos, en especial a mascotas, y la experiencia deja claro que bajo determinadas situaciones a muy pocos les interesa las afecciones a personas y animales.

Por ruido se puede perder el sueño, despertar a destiempo evitando el descanso adecuado y en consecuencia que afecte nuestra conducta de actividades diarias, la posible irritación, agresividad, más la pérdida de memoria y de concentración, entre otros efectos.

Pongámonos en el lugar del otro (del afectado) y demostremos que se puede vivir en armonía con nuestros semejantes y con la naturaleza como seres socialmente instruidos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/