El empleo verde lo explicará el ambientalista de Obama

El empleo verde ‘Van’ Jones, consejero especial de la Casa Blanca y ambientalista de Obama, lo explicará en Argentina

Será un hito: el 01/12 y 02/12, la Fundación Liderazgo Avanzado (ALF, Advanced Leadership Foundation) organizará en la ciudad de Córdoba el Congreso “Medio Ambiente, Conciencia y Acción”, en acuerdo con la The Climate Reality Project Foundation, del ex presidente estadounidense Al Gore, con la presentaciòn de 4 premios Nobel: Shirin Ebadi, 1ra. mujer musulmana que obtuvo el de la Paz; Ada Yonath, Kurt Wûrthrich y Mario Molina, los 3 de Química. Entre otros visitantes a tener en cuenta estará Bill Richardson, ex gobernador de Nuevo México y ex secretario de Energía estadounidense, quien si gana Hillary Clinton estaría en la transición en la Casa Blanca. Pero también vendrá Anthony Kapel “Van” Jones muy vinculado a Barack Obama, abogado y activista que combina 2 causas: la del medioambiente y la de la creación de oportunidades para las comunidades más relegadas de USA. Van Jones ses Consejero Especial para Empleos Verdes, Empresa e Innovación en el Consejo de la Casa Blanca para Calidad Medioambiental (CEQ), es fundador del movimiento Green For All –cuya metas es construir una economía verde lo suficientemente fuerte como para sacar a la gente de la pobreza-, y fundador del Centro Ella Baker para los Derechos Humanos, que procura romper el círculo de pobreza y encarcelamiento en el que están atrapadas muchas personas de origen negro y/o pobre en Estados Unidos.

Anthony Kapel Jones, más conocido como “Van Jones” encontró una solución a un dilema acuciante por estos días: la falta de empleo para amplios sectores de la población estadounidense a partir de la velocidad de los cambios tecnológicos y del traslado de manufacturas a China.

Empleo Verde

Entrevistado por Thomas L. Friedman, para el diario estadounidense The New York Times, ‘Van’ Jones explicó: “Una gran parte de la comunidad afro-americana está económicamente varada. Los empleos manuales e industriales se están yendo. Y no están siendo reemplazados por nada. Así que tienes a una generación entera de jóvenes negros que están básicamente en una caída libre económica.”

¿Cuál es la idea de Jones? Ponerlos a trabajar en la construcción de un modelo de energías verdes, en el desarrollo e implementación de tecnologías nuevas que no pueden ser tercerizadas a China.

“No puedes agarrar un edificio que quieres acondicionar, ponerlo en un barco a China y hacer que ellos lo hagan y te lo devuelvan”, dijo Jones. “Así que tendremos que poner a la gente a trabajar en este país –acondicionando millones de edificios, colocando paneles solares, construyendo granjas eólicas. Esos empleos verdes pueden proveer un camino para salir de la pobreza a alguien que no ha ido a la universidad”, explica Jones. “Nuestra meta es asegurarnos de que la gente de color tenga un lugar y una voz en el movimiento climático”, dice la página web de una de sus ONG, Green For All.

Qué son los empleos verdes?

Cómo interesar a los más pobres en la ‘causa verde

Friedman describe a ‘Van’ Jones como un “pájaro raro”: un activista social negro de Oakland, California, y al mismo tiempo un ambientalista. Consultado sobre cómo es ser un activista negro por la causa verde, Jones responde apasionado: “Prueba este experimento. Ve a tocarle le puerta a alguien en West Oakland, Watts o Newark y dile: ‘Tenemos un gran problema!’ Te dicen: ‘¿Lo tenemos? ¿Lo tenemos?’ ‘Sí, ¡tenemos un gran problema!’ ‘¿Lo tenemos? ¿Lo tenemos?’ ‘Sí, ¡tenemos que salvar los osos polares! ¡Puede que no salgas de este barrio vivo, pero debemos salvar a los osos polares!’”.

Jones explica que no se puede ir con este enfoque a un barrio pobre o desposeído, en el que los habitantes tienen más chances de morir asesinados por una bala suelta que por el derretimiento de un glaciar. “Si vas con ese enfoque, no llegarás a ningún lado, advierte Jones.

Pero, al mismo tiempo, si no se abre la puerta del movimiento verde a la clase baja norteamericana, éste tampoco podrá llegar a ningún lado. “Los líderes del establishment climático entraron por una puerta y ahora quieren que todo el mundo pase por esa misma puerta. No va a funcionar. Si queremos un movimiento ambiental con una base ancha, necesitamos más puntos de ingreso”, explica Jones.

Nacido en 1968, el activista social y ambientalista está en una cruzada por transmitir a las comunidades norteamericanas menos favorecidas, el argumento de por qué ellas serían las mayores beneficiadas en un USA más verde. La clave es el empleo. A medida que el Gobierno de USA necesite que más edificios sean eficientes energéticamente, más empleo habrá, ya que se deberá preparar esos edificios con paneles solares, aislamiento y otros materiales de acondicionamiento. Y estos son trabajos manuales que no pueden ser delegados al exterior.

Paneles solares para los más pobres

‘Van’ Jones, abogado que cursó sus estudios en la Universidad Yale, es también colaborador político de CNN. Ha escrito 2 libros: La Economía Verde del Collar (2008) y Reconstruir el Sueño (2012). Este último narra su viaje como defensor de los derechos ambientales y humanos hasta llegar a ser asesor político de la Casa Blanca. Van Jones fue el principal impulsor de la Ley de Empleos Verdes, promulgada por George W. Bush en el año 2007.

Durante la administración de Obama, la legislación ha logrado que se destinen US$ 500 millones en fondos para la formación de empleos verdes. Pero la obsesión de ‘Van’ Jones es que la revolución verde no deje a los más pobres detrás. “Hay algo extraño que sucede en nuestra economía”, dijo el ambientalista durante un discurso en la conferencia Power Shift, del año 2011.

“Habrán notado que la gente rica tiene los paneles solares, y la gente pobre tiene que pagar las cuentas caras de energía. Y la gente te dice: ‘los pobres no pueden costear los paneles solares, no puedes quejarte por esto, es solo algo económico. Si no pueden costearlos, ¿cómo puedes quejarte de que no los tengan?’”.

‘Van’ Jones dice que en realidad es “la Tierra la que no puede costear que los pobres no tengan paneles solares. Esa es la verdad.” Además, agrega Jones, mientras que los más ricos suelen vivir en las colinas, a donde hay sombra, los pobres suelen vivir en áreas planas, sin sombra, a donde el sol pega de lleno. Si esto cambiaría, advierte Jones, en lugar de tener que estar los pobres firmándole cheques a las compañías de energía, las compañías de energía estarían escribiéndoles cheques a ellos y tendrían comida en sus mesas.

 

FUENTE:

,

Deja un comentario