Tormentas eléctricas recaudos

Ante la inminencia de tormentas eléctricas o lluvia en estaciones de servicio se sugiere tomar recaudos especiales. 

Por diferentes fenómenos climáticos, cada vez son más frecuentes las alertas meteorológicas. Ante estas situaciones, las bocas de expendio, por manipular productos peligrosos e inflamables, deben seguir una serie de prevenciones que permiten evitar accidentes y catástrofes.

Tormentas Electricas

Uno de los puntos delicados es la descarga de combustible por parte del camión cisterna cuando está lloviendo y existe la posibilidad de que caiga un rayo. Para esta tarea, Mariano Sobrero, técnico especialidad en Seguridad e Higiene de la compañía Sobrero & Asociados, recomienda esperar que el tiempo mejore, por más que exista el apuro del conductor para seguir viaje o volver a la refinería.

El procedimiento indica que hay que esperar que se den las condiciones climáticas”, asegura. Pero aclara que mientras menos tiempo pase el camión en el local, menor será el riesgo. También plantea evitar la acumulación de agua por el derrame que pueda existir en el suelo de la playa de carga. Sobre este aspecto, señala tener en condiciones óptimas la infraestructura edilicia.

¿Se puede vender combustible normalmente cuando hay tormenta eléctrica? Sobrero sostiene que, salvo en caso de inundación, no hay inconvenientes, ya que los equipos de despacho presentan protecciones y los playeros están cubiertos por el techo.

Ahora bien, para seguridad del personal, recomienda el uso de botas con puntas de acero, que rara vez se suelen utilizar. Es para que el empleado esté resguardado de la humedad, de la energía eléctrica y del riesgo a que un vehículo apresurado lo aplaste al salir del surtidor.

En lo que respecta a bocas exclusivamente de GNC pone el acento en contar con el pararrayos que establece la legislación vigente del Ministerio de Energía y Minería. Sobre los compresores entiende que no hay de qué preocuparse, por más que se encuentren en la superficie. “Están cubiertos y tienen pararrayos”, explica.

Normalmente, en caso de fuertes lluvias e inundación, las petroleras establecen una serie de cuidados en los protocolos de seguridad: “Cortar la energía eléctrica; tapar herméticamente los tanques de combustibles y de aceite usado que se encuentren vacíos; en caso de haber sensores de gas instalados, retirar los mismos; levantar los equipos eléctricos por arriba de la cota máxima de inundación esperada; sellar las cajas de paso eléctricas que puedan quedar por debajo de la cota de inundación; asegurarse que no ingrese ninguna persona al sitio de obra hasta que se reestablezcan las condiciones de circulación en forma segura”.

FUENTE:

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/