Cáncer en bomberos (Parte 3)

Sobre el cáncer en Bomberos.
Recopilado por Grupo Asesor UOEMR Bomberos
Publicado en:
CANCER EN BOMBEROS, EL ASESINO SILENCIOSO
Compilador: Martin Alonso Carvajal Chaverri
Bomberos-Paramédico, C.R.
Texto revisado por el Dr. Jean Carlo Sanabria, UOEMR

¿Cuál es el mejor método de limpieza?

De 25 métodos de limpieza presentados en el estudio, existen grandes diferencias entre ellos.

• Lavado con agua; a 60C, consigue la eliminación del 57% de los PAH. Acorta vida útil de las prendas y en el desagüe arrastran los productos contaminantes.

• Lavado con CO2, más efectivo, elimina hasta un 97% de los PAH, es más caro que el lavado con agua, pero brinda un mínimo deterioro de los tejidos y una mayor eficacia en la descontaminación.

Durante la descontaminación post incidente:

• dele prioridad a la cabeza y cuello

• nunca lleve ropas del incendio (contaminadas) a la casa. ¡¡NO arriesgue la familia!!

• DUCHESE después de cada incendio

Cambios por hacer:

• Cambios en la organización del trabajo, instalaciones, métodos y gestión de residuos.

• Lo más relevante es la cultura preventiva.

*Carlos Sánchez Oliva, Carlos Javier García Blasco y José Alberto López Costales son delegados de prevención de la Sección Sindical de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid

Las sustancias nocivas de un incendio entran en el organismo por vía respiratoria y cutánea

En este estudio de la Universidad de Ottawa, publicado en la revista Environmental Science & Techology, de la Sociedad Química Estadounidense (ACS, por sus siglas en inglés).

Este estudio menciona nuevamente los policícliscos, los cuales pueden ocasionar desde una simple irritación del tracto respiratorio, la piel, mucosa ocular o nasal, a efectos crónicos carcinógenos. Además, fuentes del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses señalan que quienes están expuestos a estas sustancias podrían desarrollar cáncer de piel, vejiga, pulmón o diferentes tipos de tumores cerebrales.

Estos elementos pueden entrar en el organismo tanto por vía respiratoria como por vía cutánea. Por ello, los científicos recolectaron muestras de la orina, la ropa y la piel de 27 bomberos de Ottawa (Canadá) antes y después de que sofocaran fuegos entre 2015 y 2016. Los niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos en la orina de los participantes fueron de 3 a 5 veces mayores después de sofocar los incendios. Además, el potencial de mutagenicidad urinaria, un indicador de la posibilidad de producir mutaciones genéticas, aumentó cuatro veces.

Este estudio confirma que el contacto con la piel es una de las rutas más importantes de exposición, es uno de los señalamientos del autor del estudio Jennifer Keir.

Este no es el único estudio que analiza el efecto de las sustancias nocivas de los fuegos. Ya en 2013, el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos, basándose en un estudio a 30.000 profesionales, advirtió de que los bomberos tenían un mayor riesgo a desarrollar distintos tipos de cáncer que el resto de la población.

Los incendios forestales pueden generar este tipo de compuestos, aunque para la población humana general resultan mucho más relevantes las calefacciones domésticas, el tráfico intenso de vehículos, las plantas industriales que hagan combustionar derivados del petróleo y carbón, el tabaco o el consumo excesivo de alimentos tostados.

cáncer bomberos

La concientización, es importante

En los países nórdicos, han propuesto la descontaminación inmediata de todas las prendas expuestas al humo.

Parte de los inconvenientes presentados en Madrid, es la concientización del personal de considerar el riesgo en mención, además de lograr equipos de reposición; según manifiesta el Sr José Luis Lejido (secretario general de la asociación española de la lucha contra el fuego y oficial de bomberos del Ayuntamiento de Madrid).

Parte de los cambios realizados es la recomendación, es que “aunque un fuego este apagado se mantengan la protección respiratoria mientras se hagan labores dentro de esta atmosfera, ya que aunque no hayan llamas, hay partículas nocivas en suspensión que se introducen en el organismo de los bomberos”, indica Lejido.

La Dra. Marina Pollán, del Instituto de Salud Carlos III, señala, clave está en determinar en qué medida la exposición intensa o puntual es suficiente para aumentar el riesgo de sufrir cáncer. Por ejemplo, un estudio publicado en 2016 que combina información de investigaciones en Europa, Canadá, Nueva Zelanda y China no encontró un exceso de cáncer de pulmón en los bomberos que no fumaban, pese a que, según señala Pollán, este es «el primer órgano en el que impactaría la exposición ya que su superficie de contacto con el aire es muy amplia».

,
A %d blogueros les gusta esto: