Descuidar el ambiente tiene un alto costo

Un reciente informe del Banco Mundial sobre la situación del ambiente en la Argentina advierte que el país perdió en los últimos años más del 12 por ciento de sus áreas forestales, lo que equivale a perder un bosque del tamaño de una cancha de futbol cada minuto.

El trabajo del organismo internacional, titulado “Análisis Ambiental del País”, señala que la fuerte expansión de la agricultura a escala industrial ha sido la principal responsable de la pérdida de árboles en las últimas décadas.

 Descuidar El Ambiente

El estudio observa, por otra parte, que otro de los desafíos que enfrenta el país en materia ambiental es mejorar las medidas de prevención y el control de las inundaciones. Según el análisis, estos fenómenos representan el 60 por ciento de los desastres naturales y el 95 por ciento de los daños económicos a nivel nacional y afectan a miles de argentinos de todas las regiones. La contaminación del aire, que supera el umbral recomendado por la Organización Mundial de la Salud en tres de los conglomerados urbanos más grandes del país: Buenos Aires, Córdoba y Mendoza, también figura en la lista de problemas a resolver. En este caso, la contaminación proviene principalmente de las emisiones de gases de los vehículos, cuya cantidad se ha sextuplicado en los últimos 25 años. La lista de desafíos a enfrentar incluye también a los problemas relacionados con la gestión de residuos, ya que los basurales a cielo abierto siguen siendo la modalidad más habitual de eliminar los residuos y el reciclaje es aún limitado. Según el informe, en el país cada año se desperdician 38 kilogramos de alimentos por persona que se convierten en una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero. A todo esto debe sumarse el drama de la contaminación del agua, en un país en el que solamente el 65 por ciento de las aguas residuales se recolecta y únicamente el 12 por ciento se trata antes de volver a los ríos o mares, según el informe del Banco Mundial. Las aguas superficiales, es decir aquellas que provienen de lluvias, manantiales o fuentes subterráneas, son la principal fuente para consumo en el país, pero queda expuesta a la contaminación.

Uno de los datos más relevantes que arroja el informe advierte que los desastres ambientales le cuestan al país un 8 por ciento de su PBI, lo que equivale a lo que ingresa por exportaciones, es decir unos 56 mil millones de dólares por año. El informe observa que, a pesar de la seriedad del problema, el gasto público ambiental representa apenas un 0,4 por ciento del PBI, cifra que ubica a la Argentina por debajo de otros países de la región como México y Chile que destinan un porcentaje mayor a la protección de ecosistemas, prevención y control de inundaciones y suministro de agua, entre otras tareas relacionadas con el cuidado del ambiente.

Respecto de la minería, el estudio del Banco Mundial sostiene que el sector tiene una gestión deficiente del medio ambiente así como de una aplicación insuficiente de las reglas correspondientes, lo que dejó un legado de subproductos dañinos, residuos y cierres de minas difíciles. En este sentido, vale recordar el nuevo derrame de cianuro que se produjo en septiembre pasado en la mina Veladero que explota la empresa Barrick Gold en la cordillera sanjuanina y que fue reconocido por la propia minera.

El desafío que tiene por delante el país pasa por encontrar una fórmula que permita conciliar el desarrollo con manejo sustentable del ambiente que minimice los impactos negativos sobre el mismo, teniendo en cuenta que el descuido del lugar donde vivimos tiene un efecto directo sobre la calidad de vida de la comunidad y que, además, las serias consecuencias de la degradación ambiental no se distribuyen de manera equitativa entre todos los sectores de la población sino que afecta en mayor medida a los grupos más postergados y vulnerables de la sociedad.

FUENTE:

, ,
A %d blogueros les gusta esto: