¿POR QUÉ EL RIACHUELO SIGUE CONTAMINADO? (III)

SIMILITUDES Y DIFERENCIAS ENTRE EL SANEAMIENTO DEL RÍO TÁMESIS DE LONDRES Y EL DE LA CUENCA MATANZA-RIACHUELO

Observatorio de Derechos Ambientales
Defensoría del pueblo
Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Por Antonio Elio Brailovsky
Titular del Observatorio de Derechos Ambientales

¿POR QUÉ EL RIACHUELO SIGUE CONTAMINADO? (II)

GEOGRAFÍA

LA GEOGRAFÍA Y EL MEDIO NATURAL

El Támesis desemboca sobre agua salada, sin uso para abastecimiento público, mientras que el Riachuelo lo hace sobre agua dulce, que debería ser más cuidada por las políticas públicas. Al ser estuarios, ambos están sujetos a la influencia de las mareas. En el Támesis, esto significa que el agua salada ingresa varios kilómetros río adentro. Esto hizo que Londres fuera fundada a una distancia de la desembocadura donde el agua es siempre dulce. Por eso desde su fundación, la ciudad consideró al Támesis como su principal (y casi excluyente) fuente de agua potable. En el Riachuelo, las mareas detienen el flujo hacia el Plata, retrasando la salida de los contaminantes. Cuando se ve su desembocadura desde la Autopista Buenos Aires-La Plata como una línea negra transversal al curso de agua, eso significa que la marea alta impide por unas horas el flujo del Riachuelo al Plata, como si fuera un tapón. Los colores del agua en las fotos de Google Earth muestran claramente que el agua contaminada no fluye libremente hacia la desembocadura sino que lo hace con lentitud, en avances y retrocesos, como lo muestra la mezcla de colores. Si el Riachuelo fluyera en forma continua, se vería una línea continua de descarga.

Riachuelo

En esa discontinuidad influyen las mareas y también la sedimentación en su desembocadura. El movimiento de mareas del Plata sobre el Riachuelo lleva a que los sedimentos de éste decanten en esa zona de influencia. Por esa sedimentación, el Riachuelo pierde 8 centímetros de profundidad por año. Al mismo tiempo, el formidable proceso de sedimentación del Río de la Plata tiende a ampliar sus playas y, por eso mismo, a hacer más lenta la corriente del Riachuelo en su desembocadura. La escasa pendiente de la llanura pampeana acentúa la lentitud de su caudal, dificultando su limpieza natural. En el caso del Támesis, los procesos de sedimentación son menores y el caudal mucho mayor. El Támesis tiene una longitud de 346 kilómetros y un desnivel total de 110 metros. Su caudal medio es de 65,8 metros cúbicos por segundo. Desde el London Bridge hasta la boca estuarial la pendiente es del orden de los 10 centímetros por kilómetro. Nuestros tributarios urbanos no superan los 4 milímetros por kilómetro. Dicho en otras palabras, si se desea tener en el Riachuelo la misma calidad de agua Desembocadura del Támesis. Google Earth SANEAMIENTO DEL RÍO TÁMESIS – SIMILITUDES Y DIFERENCIAS CON LA CUENCA MATANZA-RIACHUELO [ 19 ] que el Támesis, las normas sobre volcado de efluentes deberían ser por lo menos diez veces más rigurosas que las normas inglesas, debido a su escasa capacidad de procesar los efluentes que reciba. El Támesis conserva sus meandros originales, mientras que el Riachuelo ha sido rectificado, en un intento poco eficaz de acelerar su escurrimiento. El Riachuelo desemboca directamente en el Plata, en una zona muy poblada. Su puerto está en la desembocadura. El Támesis desemboca a través de un delta con una amplia zona despoblada. Su puerto está muchos kilómetros aguas arriba. Eso posibilita utilizar los humedales del delta para el tratamiento natural de los desechos cloacales. Allí se hicieron y se hacen pantanos artificiales para fitorremediación. Existe riesgo de inundaciones por desbordes del Támesis, lo que requirió de obras de defensa. El Londres actual se extiende a lo largo de varios kilómetros del cauce del Támesis, el río navegable que cruza la urbe de Suroeste a Este. El valle del Támesis es una llanura aluvial con suaves colinas, como Parliament Hill, Addington Hills o Primrose Hill. El Támesis tuvo un cauce mucho más extenso y menos profundo que el actual, regaba una amplia zona de marismas y con las mareas altas llegaba a tener una anchura cinco veces mayor que la actual. El Riachuelo está ubicado en la Pampa Ondulada, una zona con pequeñas modificaciones de altura. Sus humedales costeros fueron rellenados, principalmente con basura urbana. La extracción de agua subterránea por parte de la actividad industrial mantuvo deprimidas las napas próximas al Riachuelo durante la mayor parte del siglo XX. El proceso de desindustrialización de fines del siglo XX y el cese de extracción de agua subterránea para consumo hicieron que las napas recuperaran sus niveles históricos, generando problemas ambientales diversos, tales como el hundimiento de pavimentos y la inundación de sótanos. Dichas napas han dejado de utilizarse para consumo por estar severamente contaminadas con residuos cloacales e industriales. La cuenca hidrológica es una unidad y estas napas forman parte del ciclo del agua en la cuenca, ya que en la alta cuenca desaguan en el Riachuelo, aportándole contaminantes adicionales. En la baja cuenca, por el contrario, el propio Riachuelo las contamina por infiltración. Se realizan monitoreos sobre la calidad del agua subterránea, pero ACUMAR no ha fijado políticas públicas sobre la gestión del agua subterránea. En la cuenca del Támesis el agua subterránea ha sufrido una intrusión salina proveniente del Mar del Norte, debido a la sobreexplotación del acuífero. Esto llevó a que se extrajera agua para consumo a mayor distancia de la costa. Para evitar las inundaciones del Riachuelo se construyó una importante defensa costera en La Boca. Las obras se realizaron solamente en la margen correspondiente a la Ciudad de Buenos Aires, sin tener su equivalente del lado de la Provincia. Desde la época victoriana (siglo XIX) el Támesis ha sido encauzado en diversas obras de terraplenado que han ganado terreno al río y varios de sus afluentes discurren [ 20 ] DEFENSORÍA DEL PUEBLO DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES ahora bajo tierra. Es un río sujeto a las mareas del Mar del Norte y Londres es vulnerable a sus crecidas. Por ello, en 1974 comenzaron unos trabajos que duraron una década y que incluyeron la construcción de la Barrera del Támesis a la altura de Woolwich con la intención de reducir el peligro de las crecidas. Se espera que esta barrera cumpla su función hasta 2070, pero en la actualidad ya se están sopesando ideas para su posible ampliación o rediseño.

,
A %d blogueros les gusta esto: